Marta Plaza Escola de Mar Montgat

Marta Plaza: “Quiero desmitificar el deporte de vela y demostrar que el mar es capaz de sacar preocupaciones y dar felicidad“

 

Desde que tiene 8 años, el mar y la vela son parte de su vida. La han hecho disfrutar primero como aprendiz y luego como monitora. Marta Plaza tiene una relación con la mar íntima pero intermitente. Durante algunas épocas, más intensa (¡incluso ha vivido en un velero!); durante otras, más distanciada (no siempre podemos dedicarnos a nuestras pasiones tanto como nos gustaría). 

El año pasado conectó con el mar desde una nueva perspectiva: como voluntaria responsable de una actividad de vela gratuita para chicos y chicas que, por diversos motivos, raramente tienen acceso a este deporte. Y nos quiso hacer partícipes. Así es como empezó enTàndem al mar, una actividad deportiva destinada a los chicos y chicas de los proyectos de mentoría de la AFEV que, por segundo curso consecutivo, estamos realizando los sábados por la mañana de enero a junio en la Escuela de Mar de Montgat, una escuela con visión de deporte para todas y como espacio de relación. 

En esta entrevista conocemos la actividad desde dentro, a través de la voz de Marta, que es quién mejor nos lo puede explicar… 

¿Si pudieras definir enTàndem al mar en tres palabras, qué dirías? 

Vivir, compartir y descubrir. 

Sobretodo descubrir… 

Para los chicos y las chicas es una buena forma de ver opciones nuevas y vivirlas desde dentro, siendo parte de ellas. Si pruebas un par de cosas que están fuera de tu radar, en el sentido de que nunca te lo habías planteado hacer, eso genera una serie de curiosidades dentro de ti 

Es como cuando aprendes un par de lenguas, luego la tercera ya es más fácil. Puedes empezar haciendo vela y la siguiente actividad la elegirás por iniciativa propia, porque antes ya has tenido una guía para probar cosas nuevas. 

¿Por qué vela? 

Quiero desmitificar que la vela es un deporte elitista que solo pueden hacer aquellos con dinero. Yo he crecido rodeada de mar y no vengo de una familia con dinero. De pequeña veraneaba en una urbanización y había un chico que tenía un par de barcos, él me enseñó. Al final, la vela solo es un cascarón con un palo y un trozo de tela. 

Cuando tuve la idea de empezar el taller busqué una asociación como la vuestra porque quería hacerlo con chicos y chicas que a lo mejor por sus propios medios no irían, porque quizás sus familias no dirían “bueno, vamos a navegar”.  

Además, lo que me ha dado el mar es algo que creo que cuanta más gente conozca, mejor. El mar es capaz de sacarte preocupaciones y darte felicidad y es algo que me gustaría que mucha gente experimente.  

Es una oportunidad para aprovechar todo lo que tiene de saludable hacer deporte… 

Lo más básico para mí es que ellos disfruten de algo que es tan maravilloso y tan miraculoso como el agua. Creo que pueden pensar: “vengo, me despreocupo de cosas que a lo mejor me preocupan, me lleno de cosas que me dan vitalidad y energía”. Si luego eso los lleva a descubrir una pasión, pues perfecto. Se pueden enamorar del mar y puede ser una vía de desarrollo profesional en su futuro. 

¿Qué es lo más especial que has vivido con el grupo de jóvenes?  

Algunos, al principio, eran un poco reacios. Ponían distancia, les daba miedo, no se sentían seguros y seguras, había una barrera. Esta reacción es muy normal, todo el mundo que nunca ha disfrutado del agua reacciona así porque no lo conoce.  

Desde la primera sesión hasta el final de curso del año pasado hubo una diferencia muy grande. Se fueron adaptando a este medio que es el mar, fueron interiorizándolo, haciéndoselo cada vez más suyo y más cercano. Si me tengo que quedar con un recuerdo, me quedo con esta evolución. ¡Estoy muy contenta de que lo hayamos hecho! 

Suscríbete a nuestra newsletter

Infórmate sobre todo lo que sucede a enTàndem



He leído y acepto la cláusula de protección de datos.

En cumplimiento del Reglamento Europeo de Protección de Datos (2016/680 de 27 de abril), le informamos de que sus datos serán incluidos en un fichero registrado a nombre de AFEV, con el fin de poder informar de nuestras actividades. Puede ejercer el derecho de acceso, rectificación, supresión, limitación y oposición dirigiéndose a dades@afev.org.