¿Qué importancia tiene la familia en la orientación de los estudiantes?

 

Por franceinfo

La familia resulta importante en la orientación académico-profesional de los alumnos ya desde la escolarización secundaria, según los resultados de una encuesta publicada en septiembre de 2018 por AFEV Francia, que realizó en colaboración con franceinfo en motivo de la 11a jornada por el rechazo del fracaso escolar.

El estudio, realizado con 700 estudiantes de segundo y tercero de ESO en Francia de barrios de educación prioritaria (consideradas zonas con dificultades socio-económicas), muestra que la familia es un lugar privilegiado tanto para las cuestiones de orientación como para los retos de futuro, y que es ella precisamente quien permite muchas veces encontrar las prácticas profesionales para los alumnos en tercero de ESO (que corresponde al último curso de la educación obligatoria en Francia).

Los estudiantes son conscientes de los retos: el 94% de las personas entrevistadas dicen tener la sensación que sus elecciones de orientación escolar son importantes para su futuro. Para una tercera parte es una cuestión angustiante y otra tercera parte se muestra bastante entusiasta.

El 70% de los alumnos de secundaria escuchan a sus familias para cuestiones de orientación

Es en las familias donde se discute, en la mayoría de los casos, sobre cuestiones de orientación. Mientras que el 88% de los estudiantes habla del tema con su familia, el 77% lo hace con sus amigos y el 62% con su tutor/a. En efecto, la familia se lleva un peso mayor. De hecho, 7 de cada 10 estudiantes entrevistados afirman escuchar mucho más la familia que el profesorado u otros profesionales de su escuela (un 16%).

A Ilène, alumna de tercero de ESO en París, su propio futuro le provoca cierto estrés: “No estoy todavía segura de lo que quiero hacer. También hay la presión familiar: quieren que hagamos una buena elección para nuestro futuro, aunque no necesariamente sea algo que nos guste”, explica la adolescente.

Más de la mitad de los alumnos (53%) afirma haber estado influenciado/a por discusiones familiares sobre su orientación. Luego viene la influencia de los programas y series televisivas (36%), las inquietudes personales (35%) y las discusiones entre amigos/as (27%).

¿Un peso demasiado importante?

La familia tiene también un papel destacado en la búsqueda de prácticas profesionales para alumnos de tercero de ESO. Unos 6 estudiantes sobre 10 han sido ayudados por su familia para encontrarlas, y 1 sobre 2 las han hecho con un empresario conocido de la familia.

Este peso de la familia en la orientación es preocupante, según AFEV, porque las familias de los/as jóvenes entrevistados/as, residentes en zonas de educación prioritaria, no conocen la totalidad de los recursos que permitirán a sus hijos aclararse completamente cuando tomen decisiones sobre su orientación. Eso implica un menor conocimiento de los trámites de orientación, una menor diversidad de las profesiones que hay en los territorios y redes profesionales más restringidas.

Una situación confirmada por Sofia Aphane, orientadora profesional en Seine-Saint-Denis: “Hay una gran diferencia entre los que pueden obtener información y los demás. Si los/as niños/as y sus padres no conocen los trámites y las normativas, no estarán tratados con igualdad“. 

Esta encuesta revela también que, a partir de la clase de tercero de ESO, los alumnos se dirigen más hacia recursos institucionales (como la psicóloga de Educación Nacional o el/la tutor/a), hecho que permite la construcción de un proyecto académico-profesional más realista.

Los datos aportados son fruto de una encuesta realizada entre mayo y junio de 2018 con 718 estudiantes escolarizados/as en la secundaria en barrios de educación prioritaria en Francia trabajando en colaboración con AFEV. 

 

Fuente original: franceinfo