Manifesto AFEV 10 Años

Ideario y reivindicaciones de los 10 años del AFEV Cataluña.
Somos una entidad sin ánimo de lucro que nace en Francia en 1991 como un movimiento de educación no formal y con el objetivo de ser una contribución ciudadana a las políticas sociales de la ciudad. Promovemos el voluntariado social universitario para luchar contra las desigualdades sociales, colaborando en acciones de solidaridad, en particular en territorios con dificultades. Queremos crear un vínculo entre dos juventudes que, normalmente, no tienen ocasión de encontrarse: los niños y jóvenes en dificultad escolar y social y los estudiantes universitarios.
Fomentar el voluntariado es, para nosotros, algo vertebral, entendiendo que este objetivo constituye una potente herramienta a la hora de crear una ciudadanía activa, crítica, solidaria y conocedora de su entorno. Una ciudadanía que se sienta interpelada para transformar todas aquellas cosas que la indignan. El proceso individual de politización del voluntariado, además, se consolida con las acciones que realizan el marco comunitario donde desarrollamos nuestros proyectos: acciones que, cotidianamente y de forma casi imperceptible, van agrietando las situaciones de exclusión de los barrios, contribuyendo a la cohesión y a la mejora de la calidad de vida de sus vecinas y vecinos.

 

 

10 años de historias, 10 años de vivencias, 10 años de compromiso… 10 ejes de lucha

 

  1. VOLUNTARIADO. Reivindicamos el papel de la juventud como parte imprescindible de una ciudadanía activa, comprometida, solidaria y crítica con el mundo que lo rodea: una ciudadanía que se sienta interpelada y alentada por transformar todas aquellas cosas que la indignan.

 

  1.  MENTORÍA. Promovemos la mentoría social y educativa como herramienta de intervención social con enormes potenciales. El guiaje y apoyo individual que hacen las personas mentoras no solo constituye un acompañamiento cómplice a niños y jóvenes en su paso hacía la edad adulta, sino que también da lugar a vínculos especiales, generadores de compromiso mutuo, solidaridad, respeto y compañerismo. Vínculos que, a la larga, contribuirán a subvertir determinantes sociales que parecían inalterables. 

 

  1. DERECHOS DE LOS NIÑOS. Luchamos para hacer efectivos, en el contexto local, los derechos recogidos en la Convención sobre los Derechos de los Niños. En especial, aquellos derechos que velan para asegurar el acceso en la educación y la orientación educativa a niños y jóvenes, así como también de aquellos que buscan favorecer su descanso, ocio, juego, recreo y participación en la vida cultural. Derechos inalienables e irrenunciables que buscan garantizar una buena niñez y también asegurar una igualdad de condiciones para todos los niños y niñas.

 

  1. ÉXITO ACADÉMICO Y SOCIAL. Trabajamos para reducir la exclusión socioeducativa en la que se ven empujados numerosos niños y jóvenes de diferentes territorios de Cataluña, favoreciendo nuevos marcos de oportunidad que les permitan descubrir otras realidades. Estas les ayudarán a ilusionarse nuevamente, a (re)inventar su propio camino, a creer en sus potencialidades: trabajamos, pues, para crear vías que permitan a los y las jóvenes desmarcarse de las injustas condiciones de partida que les preceden.

 

  1. SOLIDARIDAD. Partimos de la conciencia que el mundo se encuentra vertebrado por relaciones de poder que han dado lugar a fuertes desigualdades. Dentro de este esquema, disfrutar de tiempo libre continúa siendo privilegio de una minoría: un derecho no accesible a todo el mundo. Es por eso que celebramos la decisión de todas aquellas jóvenes que, conscientes de esta injusta realidad, toman partido en su transformación, comprometiendo, de manera solidaria, parte de su tiempo para cambiarla.

 

  1.  CIUDAD, ESPACIO EDUCATIVO. Entendemos la ciudad como un espacio de todos y todas, donde aprendemos, intercambiamos y participamos; un espacio para el ejercicio de la democracia directa, para la consolidación de una ciudadanía llena y para la consecución de la justicia social. En este sentido, nuestra contribución se centra en impulsar la movilización ciudadana, fomentando la mirada crítica, la corresponsabilidad, la solidaridad y la transformación social de la juventud.

 

  1. DESIGUALDADES. Combatimos el progresivo empobrecimiento social que ha tenido lugar durante los últimos años, así como las desigualdades y las injusticias que, intrínsecas a este, se han derivado, afectando a anchas capas de la sociedad y, sobre todo, a los sectores con situaciones de partida más adversas. La precarización, la vulneración de derechos, la discriminación, la exclusión,… son fenómenos que nos tocan de cerca y que nos negamos a aceptar sin oponer resistencia.

 

  1. OPORTUNIDADES. Defendemos que todo el mundo tenga la oportunidad de ser quien quiera ser, de recorrer los caminos que quiera recorrer y de desarrollarse personalmente de la manera más acorde a sus deseos, más allá de cualquier tipo de obstáculo de partida que pueda haber. Combatir los diferentes ejes de desigualdad existentes para construir una realidad más vivible, digna y llena para todo el mundo.

 

  1. TRABAJO EN RED. Apostamos por un trabajo colaborativo, tejiendo redes y estableciendo vínculos entre los diferentes agentes de la ciudad. Un trabajo que, dejando atrás acciones aisladas e inconexas, permita generar alianzas y decidir estrategias de manera colectiva, entendiendo, que solo así, conseguiremos la fuerza suficiente para incidir y transformar todo aquello que nos indigna.

 

  1. RESPONSABILIDAD SOCIAL DE LA UNIVERSIDAD. Reclamamos el papel que tienen que tener las universidades como ente clave de igualación entre la ciudadanía. Por eso, las administraciones y los centros de educación superior tienen que velar por la democratización de la enseñanza superior, garantizar el acceso y la sostenibilidad de la vida de las personas que estudian; así como hacer lo posible para incidir positivamente en el entorno donde están implantadas, facilitando la comunicación, el intercambio y el desarrollo de la sociedad que las acoge.